La Universidad de Sevilla avala la implantación inminente del autoconsumo en Andalucía

La Universidad de Sevilla avala la implantación inminente del autoconsumo en Andalucía

La Universidad de Sevilla avala la implantación inminente del autoconsumo en Andalucía 568 380 Moneleg

“Hay que avanzar en el establecimiento progresivo de una economía baja en carbono, con presencia masiva de energías renovables». Esta es una de las principales conclusiones que se pudieron escuchar recientemente en un congreso sobre energías renovables celebrado en Sevilla. Y no es la única. Y es que la transición hacia el autoconsumo ya es una realidad imparable que salta a los titulares de los medios de comunicación y se hace un hueco en cada simposio o evento relacionado con las energías del futuro.

“Autoconsumo Eléctrico, una oportunidad de empleo y ahorro para la familia” era la denominación de este encuentro entre expertos que tuvo lugar en la capital hispalense y en la que quedaron en evidencia cuestiones como el escaso aprovechamiento de la energía solar.

Y es que mientras en muchos hogares y empresas se afanan por reducir sus facturas de la luz y no siempre lo consiguen, existe una realidad a la que ya se han apuntado particulares y autónomos como es la de aprovechar el sol en su propio beneficio: el autoconsumo.

Pero todo esto va más allá. Los ponentes de este congreso coincidieron en decir que Andalucía tiene que hacer frente a estos cambios, «que van a suponer una oportunidad para el desarrollo de la comunidad autónoma, ya que la sustitución de energías fósiles por renovables hará que disminuyan la dependencia energética y las facturas de familias y empresas, al tiempo que aumentarán el crecimiento y el empleo, pudiendo también contribuir a combatir la pobreza energética de los grupos sociales más vulnerables”.

En palabras del rector de la Universidad Internacional de Andalucía, José  Sánchez Maldonado,  «nuestra sociedad sería mejor si se utilizaran más las energías renovables, como la solar». Para el rector de de la UNIA, «el esfuerzo de conseguir energía a coste cero sería saludable”, aunque dijo ser consciente de que es algo que “tiene enemigos muy fuertes, a pesar de que sus inversiones están bien amortizadas”. En su opinión, tanto la política como la legislación del sector deben actuar en este ámbito.

La conclusión principal de todo lo que allí se dijo es que hay que empezar a darse cuenta de los enormes beneficios que el autoconsumo traería para comunidades como la andaluza, una de las más soleadas de España pero también más afectada por el cambio climático. De acuerdo con los ponentes, el autoconsumo podría llegar en Sevilla a 62.000 hogares en 2025, lo que supondría la instalación de 167 MW solares, con los que se generarían 2.300 empleos y se dejarían de producir 36 toneladas de CO2.