El autoconsumo se abre paso en Cádiz tras el fin del ‘impuesto al sol’

El autoconsumo se abre paso en Cádiz tras el fin del ‘impuesto al sol’

El autoconsumo se abre paso en Cádiz tras el fin del ‘impuesto al sol’ 667 375 Moneleg

El autoconsumo se abre camino en la provincia de Cádiz tras la derogación del llamado impuesto al sol. El número de consumidores que generan su propia electricidad a partir de energía solar para reducir su factura eléctrica ha alcanzado en la provincia un total de 229 instalaciones al cierre del ejercicio 2019, lo que supone multiplicar por ocho la cifra existente en 2018, cuando se contabilizaron 28.

Las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo suman una potencia total de 2,65 megavatios (MW), según los datos estimados por la Agencia Andaluza de la Energía. Aún supone un porcentaje muy pequeño dentro del parque generador de la provincia, donde se concentra el 25% de la potencia instalada renovable de Andalucía, lo que equivale a casi 1.500 megavatios. Pero evidencia una tendencia al alza en una de las regiones de España con mayor potencial para la energía solar por sus altos índices de radiación.

La derogación del impuesto al sol a finales de 2018 abrió la puerta a que cualquier consumidor pueda generar su propia energía eléctrica con instalaciones de energía solar fotovoltaica para abastecer su vivienda o edificio sin tener que afrontar el pago de los costes fijos que asumen el resto de productores y consumidores.

Con una cubierta de unos diez metros cuadrados de superficie, es posible colocar unas placas solares que pueden proporcionar 2.400 kw/año de electricidad, lo que equivale al 60% del consumo medio de un hogar andaluz, según la Agencia Andaluz de Energía.

Según un análisis de SotySolar, compañía especializada en energía procedente del sol y en autoconsumo eléctrico, Cádiz es la provincia con más horas de sol al año y donde una instalación de autoconsumo se rentabiliza en menos tiempo, concretamente en 4,5 años para una inversión media de 5.850 euros.

El sector señala que el autoconsumo tiene un gran potencial para las empresas pero es más difícil que se implante en el ámbito residencial salvo en el caso de promociones nuevas que ya incluyan en su proyecto de construcción la instalación de placas fotovoltaicas para abastecer el consumo energético de las viviendas.

“El autoconsumo directo, fabuloso en fábricas y empresas, se convierte en algo meramente simbólico en la mayoría de los hogares actuales. La reducción de costes, sin duda ayudará. Lo que sigue siendo complicado, aunque sea un tema políticamente muy sexy, es el autoconsumo compartido”, señala el director general de Solarwatt España, Ernesto Macías. “En nuevas promociones de viviendas será algo relevante, pero en el parque de viviendas de las ciudades las limitaciones son mucho mayores que las soluciones que la ley permite”, apunta el directivo.

“En cuanto al autoconsumo industrial, los números y los beneficios para las empresas son tan apabullantemente buenos que la única razón de que aún no haya explotado se debe a su desconocimiento o a que muchas empresas están aún explorándolo”, agrega el director general de Solarwatt España.

Montaje por profesionales

La Agencia Andaluza de la Energía insiste en la importancia de que el montaje sea ejecutado “por una empresa instaladora autorizada que ofrezca todas las garantías de buen funcionamiento, seguridad y legalidad”.

Otro aspecto a tener en cuenta es el adecuado dimensionamiento de la instalación que deberá hacerse de manera que la generación se ajuste al máximo a la demanda eléctrica en las horas centrales del día, para que no haya excedentes de producción o éstos sean mínimos. No obstante, la legislación contempla la posibilidad de compensación económica de excedentes o incluso su venta a la red.

La Junta de Andalucía está incentivando este tipo de plantas a través de diferentes ayudas a cargo de Fondos Feder que cuentan con una dotación de 10,7 millones de euros y de las que se pueden beneficiar tanto empresas como ciudadanos particulares.

Además, se ha constituido la Mesa para el Autoconsumo de Andalucía, en la que participan además de la administración autonómica, la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner), Endesa, la Asociación de pequeñas distribuidoras de energía eléctrica (CIDE), la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), la Asociación Española de la Cogeneración (Acogen), la Federación de Asociaciones de Instaladores de Andalucía (FADIA), la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y la Agencia Andaluza de la Energía, como coordinadora de la misma.

De este foro ha surgido un grupo de trabajo, liderado desde la Dirección General de Industria, Energía y Minas, que busca mejorar y agilizar los trámites necesarios para la ejecución, legalización y puesta en marcha de una instalación en autoconsumo. Durante 2019 ha publicado un nuevo el Manual de tramitación de instalaciones de generación eléctrica para autoconsumo en el que se detallan, de manera pormenorizada, los pasos a seguir en el proceso de legalización de las instalaciones.

Fuente: http://www.diariodecadiz.es