El sector solar se postula como aliado para la recuperación económica

Instalación fotovoltaica

El sector solar se postula como aliado para la recuperación económica

El sector solar se postula como aliado para la recuperación económica 800 450 Moneleg (Chiclana, CÁDIZ)

Reactivar la economía será la principal tarea de empresas y gobiernos en el actual momento, pero también en la siguiente fase, donde los países tendrán que trabajar para recuperarse del fuerte impacto del confinamiento y el consiguiente parón económico generado por el Covid-19.

En puestos de salida y de manera clara y con fuerza está el sector solar. Lo afirma la UNEF, la Unión Española Fovoltáica en su último informe en el que con datos asegura que la industria española produce elementos que suman más del 65% del coste medio de un proyecto solar fotovoltaico.

En concreto, en España hay fabricantes top de electrónica de potencia, empresas líderes a nivel mundial en la fabricación de componentes fotovoltaicos, como los inversores, “y en el segmento de los seguidores solares, de las diez mayores compañías del mundo cuatro son españolas”.

Pero hay más. El sector fotovoltaico en España cuenta con compañías que están en el Top mundial en diseño, promoción y entrega de proyectos en mano. Con estas herramientas, la UNEF, entiende que la recuperación económica tras el Coronavirus tiene al sector solar como uno de sus principales aliados.

Esto es así por varios motivos. Por un lado, el sector fotovoltaico tiene un considerable impacto en la economía nacional, con una contribución al PIB de más de 5.000 millones de euros en 2018. Más aún: el año pasado, 2019, España fue el mercado líder en el sector fotovoltaico a nivel europeo y el sexto a nivel mundial, solo por detrás de naciones gigantescas, como Brasil, México, Estados Unidos o China.

Por otro lado, España sumó en 2019 a su parque solar fotovoltaico nacional 4.200 megavatios de nueva capacidad en grandes parques solares y 459 megas en instalaciones para autoconsumo.

Y si lo resumimos en términos de empleo, antes del Estado de Alarma, el sector fotovoltaico daba empleo a alrededor de 60.000 personas, entre empleo directo, indirecto e inducido. Además, la creación de riqueza y empleo capilar en las zonas de la España vaciada, contribuirá a la reactivación de las economías locales”, según la UNEF.

Finalmente, apuntan que “gracias a su alto grado de competitividad en el precio de la energía generada, la fotovoltaica puede dotar a la industria española de una ventaja competitiva en el precio de la electricidad con respecto a sus competidores de los países de nuestro entorno”.

Moneleg es una de las empresas punteras en la instalación y venta de infraestructuras de autoconsumo no sólo en la provincia de Cádiz y Andalucía, sino en toda España. La apuesta por el autoconsumo ha sido una constante en los últimos años previos a la actual situación generada por el Coronavirus, y lo seguirá siendo. De hecho, no se ha escatimado esfuerzos ni medios en continuar con los proyectos ya iniciados, y otros que están añadiéndose.

Cuando todo esto acabe, estamos seguros que el sector saldrá reforzado tal y como apuntan desde la UNEF, y seguiremos empeñados en innovar en un campo que todavía tiene mucho que decir al respecto.